¡Se me mueve un diente!”. Son palabras que todos los padres hemos escuchado alguna vez y significan que nuestro hijo se está haciendo mayor. Lo dientes de leches tienen que caerse para que salgan los dientes definitivos y en total, todo este proceso dura alrededor de unos 6 o 7 años.

En general, se tiene el concepto de que los dientes de leche no sirven para mucho y que a la más mínima oportunidad o problema se pueden sacar porque más tarde saldrá el diente definitivo.

La situación natural es dejar que los dientes de leche se vayan cayendo solos para que así el diente definitivo vaya colocándose en su lugar correcto, pero existen ocasiones en las que esto no es posible.

¿Qué son los dientes de leche?

Los dientes de leche son los primeros dientes que tienen los niños. Aparecen en la boca sobre los 6 meses de edad y continúan estando junto a los dientes permanentes hasta los 10-11 años, que es el momento en que se caen los últimos dientes de leche.

El proceso de erupción de los dientes de leche no es inmediato. Los dientes de leche van erupcionando poco a poco, desde los 6 meses de edad hasta los 24 meses, que es cuando suelen salir los últimos dientes de leche.

En total son 20 dientes de leche que tendrá el niño cuando cumpla los dos años, 10 en la arcada superior y 10 en la arcada inferior:

E
4 incisivos superiores y 4 inferiores.
E
2 caninos superiores y 2 inferiores.
E
4 molares superiores y 4 inferiores.

¿A qué edad se caen los dientes de leche?

Sobre los 6 años comienza a caerse el primer diente de leche comenzando así el recambio de los dientes de leche por la dentición del adulto o dentición definitiva.

Esto no siempre es así y hay situaciones en que los dientes de leche se caen antes de los 6 años.

El proceso por el que los dientes de leche se caen ocurre porque el diente definitivo que comienza a erupcionar bajo el diente de leche va destruyendo la raíz del diente temporal, hasta que éste se queda sin la suficiente estabilidad y cae, dejando libre la salida del diente definitivo correspondiente.

Normalmente, cada diente de leche se cae a una edad determinada, siguiendo un orden establecido por naturaleza:

E
A los 6 años del niño se suelen caer los incisivos centrales de abajo, los incisivos centrales inferiores. En las niñas es más frecuente que empiecen a caerse a los 5 años.
E
A los 7 años se caen los incisivos centrales de arriba, los incisivos centrales superiores.
E
Entre los 7 y los 8 años se caen los cuatro incisivos laterales, de arriba y de abajo, los incisivos laterales superiores e inferiores.
E
Sobre los 9 años se caen los colmillos de la arcada inferior.
E
A los 10 años caen los primeros molares de leche o temporales de arriba y de abajo, justo los que se encuentran por detrás de los colmillos.
E
Sobre los 11 años caen los segundos molares de leche, de arriba y de abajo.
E
Entre los 11 y 12 años se caen los dos colmillos de leche superiores. Normalmente, son los dos últimos dientes que se caen.

¿Por qué se comienzan a mover los dientes de leche?

Los niños suelen emocionarse cuando comienzan a notarse que un diente se les mueve. Se alegran al saber que pronto los visitará el Ratoncito Pérez. Otros niños, en cambio, se sienten angustiados al saber que los dientes se van a caer y tenemos que tranquilizarlos explicándoles que este proceso es natural e indoloro.

Los motivos de la movilidad de los dientes de leche pueden ser varios, pero normalmente el movimiento de estos dientes viene determinado por la erupción del diente definitivo que tiene que reemplazar al diente de leche.

Existen otras razones por los que un diente de leche puede comenzar a moverse. Entre las principales razones encontramos:

E
Grandes caries que destruyen la corona del diente de leche
E
Infecciones del nervio del diente de leche
E
Infecciones a nivel de las raíces del diente de leche
E
Malposición dental y mala oclusión.

¿Está bien extraer los dientes de leche que se mueven?

Lo más aconsejable es dejar que la misma naturaleza realice su curso y que los dientes de leche se caigan por si solos, sin tener nosotros que intervenir para intentar acelerar un proceso natural.

Te dejamos una serie de consejos para que toméis cuando tu hijo te diga que se le mueve un diente:

E

Vigila el movimiento del diente de leche que se mueve, que la encía tiene un color anaranjado y no sangra y que el diente se ve sano, sin ningún agujero ni mancha negra o marrón.

E

Aconseja a tu hijo que se vaya moviendo el diente de leche que ha comenzado a aflojarse. Es mejor que se lo mueva con la lengua ya que los dedos de la mano pueden estar sucios y se podría infectar la zona del diente.

E

Que intente comer alguna fruta como manzana con los dientes que comienzan a moverse para aflojar un poco más los dientes de leche.

E

Si ves que el diente de leche todavía no se ha caído y comienza a aparecer por debajo el diente definitivo, acude al dentista para valorar la extracción del diente de leche.

E
Si pasan 2 o 3 meses y el diente de leche continua con movilidad, lo ideal es acudir al dentista para que lo quite.

También te puede interesar los siguientes posts:

¿Tienes alguna duda?

Si necesita más información sobre su caso en particular no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de informarle más detalladamente.

4/5 - (12 votos)

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

4/5 - (12 votos)
PIDE TU CITA GRATIS
close slider

    Pide tu primera visita gratuita

    Llama ahora o rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

    932 529 139

    He leído y acepto la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la estrella.

    Los datos facilitados a través de este formulario serán tratados por Kreadens SLP. CIF: B64328701 domicilio en Travessera de Les Corts, 44, 08903 L’Hospitalet del Llobregat, Barcelona de acuerdo a lo establecido en nuestra política de privacidad con la finalidad de poder enviarle información sobre nuestros productos / servicios.
    Los datos recabados por este formulario no se cederán a terceros salvo por obligación legal.
    Le recordamos que usted tiene derecho al acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos dirigiendo su petición a la dirección postal indicada o al correo electrónico recepcio@dentalgalindo.com. Igualmente puede dirigirse a nosotros para cualquier aclaración adicional.
    En caso de no aceptación sus datos no serán tratados.