Tabla de contenidos

Ventilación en espacios cerrados, mascarilla, distancia social, limpieza de manos y… enjuagues bucales. Así es, frente a la COVID-19, ¡no te olvides de hacer gárgaras con el colutorio! Y es que, a partir de estudios realizados por diversos grupos de investigación -ya sea totalmente independientes o bien vinculados a marcas de higiene dental y bucal-, va adquiriendo fuerza el mensaje de que una higiene bucal exhaustiva puede ayudar en la lucha contra el coronavirus causante de la COVID-19. Los colutorios pueden reducir el riesgo de la COVID-19. Es decir, podrían disminuir el riesgo de transmisión del virus y de evolución hacia una versión grave de la enfermedad.

Ensayos clínicos de bolsillo, con la participación de tan solo entre 20 y 50 pacientes de COVID-19, han demostrado los efectos positivos (reducción de la carga viral) de los enjuagues bucales. Y varios estudios in vitro, es decir, con cultivos de células en laboratorio, prueban también los beneficios de colutorios e, incluso, de pastas de dientes, contra el nuevo virus.

Los trabajos de investigación publicados sobre higiene bucal y su posible impacto en la replicación (en tu organismo) y la propagación (de persona a persona) del coronavirus SARS-CoV-2, hacen más recomendables que nunca el cepillado de dientes tras cada comida y el uso frecuente de enjuagues bucales

La demanda de enjuagues bucales ha crecido, en parte, por sus efectos frente a la COVID-19

COVID-19: Crece el mercado de los colutorios

Al margen de toda la labor de investigación que hay en marcha, que las marcas de salud oral están divulgando con mucha precaución desde hace meses, hay mucho de intuición en el uso de los colutorios como una medida anti-COVID-19 más. Médicos y profesionales de la salud dental, y también la población en general, vislumbran que una boca limpia por la acción de un antiséptico oral puede limitar la expansión del virus. De modo que no es nada aventurado lanzar la hipótesis de que una cavidad oral que sigue unos hábitos regulares de desinfección dificultará el avance del virus en el organismo y su transmisión a otras personas. En los últimos meses, la concienciación por la COVID-19 se ha sumado a otro vector de crecimiento del mercado mundial de colutorios: una mayor sensibilización acerca de la salud oral.

La demanda podría no tocar techo pronto, si se acaba demostrando el efecto antiviral en humanos de algunos colutorios. A diferencia de otros productos con un perfil más farmacológico, los colutorios son económicos, su logística es sencilla y se pueden almacenar.

Listerine: las ventas suben el 10%

Uno de los principales operadores de este mercado, Johnson & Johnson, anunció el pasado mes de octubre que las ventas de Listerine del tercer trimestre de 2020 aumentaron un 10,8% interanual (en relación al tercer trimestre del 2019). La compañía ha admitido que ha crecido en parte gracias a «la mayor demanda en términos globales relacionada con la COVID-19». Según leímos en diciembre de 2020 en Wall Street Journal, «los fabricantes de colutorios dicen que sus ventas han subido este año [2020], en el contexto de una mayor demanda de productos higiénicos de todo tipo».

Los fabricantes de colutorios están estudiando la acción del producto frente al coronavirus

Se ha demostrado que el uso de colutorios ayuda a reducir el riesgo de contraer COVID.

Resultados prometedores, pero necesitamos más ensayos clínicos y de mayor tamaño

Los resultados de los estudios son prometedores, pero hay que esperar a más evidencias científicas.

La mayoría de los estudios son de laboratorio, y no con pacientes

Los resultados de los trabajos de investigación que vamos conociendo hasta ahora son halagüeños. Sin embargo, la mayoría de los estudios son in vitro, es decir, en condiciones de laboratorio que intentan recrear las cavidades oral y nasal. Así que se echa en falta investigaciones con personas (in vivo, ensayos clínicos). Y no solo eso, faltan ensayos clínicos de mayor tamaño, en los que participen grandes grupos de pacientes con la COVID-19.

Conscientes del gran caudal de conocimiento que podríamos obtener con ensayos clínicos ambiciosos, grupos de investigación repartidos por todo el planeta están haciendo estudios con muchos participantes. Por otro lado, hay que tener en cuenta que la mayoría de los trabajos que han transcendido al público todavía no han sido cotejados por otros científicos (no ha habido peer review, o revisión por expertos). Si tomamos en consideración todos estos matices, hay que interpretar los resultados de las investigaciones con cautela, con extrema precaución.

¿Qué sabemos hasta ahora sobre colutorios y COVID-19?

De momento, tenemos claro que enjuagues y pastas dentífricas podrían hacer bajar, en alguna medida, la carga viral del coronavirus en saliva, boca y faringe. Pero no alcanzamos a saber ni la magnitud real de este efecto beneficioso, ni cuánto tiempo dura. Ahora bien, con la información que ya tenemos a mano, que es mucha y muy valiosa, sí que podemos decir que ahora es esencial, por partida doble, que cuides tu salud y tu higiene buco-dental. Lo agradecerán tanto tus dientes como tu nivel de protección frente al coronavirus. Y nunca está de más recordar que una buena salud general empieza por la salud de tu boca.

Los colutorios son fundamentales para una buena higiene oral, y podrían ser eficaces en la lucha contra el coronavirus

Los colutorios no son una ‘bala de plata’ contra el coronavirus

Es muy importante subrayar que el uso de un colutorio puede ser una medida de prevención más. De ningún modo es una bala de plata contra el nuevo coronavirus.

Los fabricantes de enjuagues bucales piden cautela

Las empresas más relevantes en higiene dental, que son las mayores beneficiadas por estos hallazgos científicos desde un punto de vista económico, piden prudencia. Johnson & Johnson, en cuya cartera de marcas se encuentra Listerine, es la compañía más precavida de todas. Asegura que los datos que tenemos ahora a mano, si bien son de alta calidad, no son suficientes para recomendar el uso del colutorio como una medida de prevención más frente al coronavirus.

El colutorio Listerine se ha empleado en estudios preclínicos independientes (sin vinculación a ninguna marca) con resultados alentadores. Sin embargo, Johnson & Johnson no quiere vender la piel del oso antes de haberlo cazado. Una portavoz declaró al Wall Street Journal que «Listerine no ha sido diseñado para prevenir o tratar la COVID-19, y solo debería usarse como se especifica en la etiqueta del producto». En el sitio web en español de Listerine, la marca despliega un FAQs, o apartado de Preguntas Frecuentes, en relación a la COVID-19. A la pregunta de si Listerine tiene «compuestos antisépticos que maten los gérmenes causantes de la Covid-19», la respuesta del fabricante es negativa. «El enjuague bucal de Listerine no ha sido testeado contra las cepas de coronavirus», argumenta la marca.

Sigue con las medidas habituales para protegerte y para proteger a los demás

Como has hecho hasta ahora, debes perseverar con las pautas que te protegen a ti y a los demás:

  • Evita lugares cerrados y sin ventilación en los que haya una gran concentración de personas.
  • Mantén ventilada tu casa cuando, por la razón que sea, recibas a personas de otras burbujas de convivencia.
  • Ventila de forma regular la oficina o lugar de trabajo.
  • Fuera del entorno de tu burbuja de convivencia familiar en tu hogar, utiliza siempre la mascarilla. Ten presente que la mascarilla es obligatoria en la calle y en lugares públicos.
  • Guarda distancia de seguridad de unos dos metros con las personas que no pertenezcan a tu burbuja de convivencia familiar.
  • Lávate las manos a menudo y a conciencia.

A partir de ahora, eso sí, podríamos añadir la siguiente recomendación:

  • No te olvides de lavarte los dientes y de hacerte enjuagues bucales.

Por supuesto, Clínica Dental Galindo está a tu disposición para mejorar, optimizar y garantizar tu salud buco-dental. Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, hemos estado siempre a tu lado, incluso durante las semanas de mayor restricción de movimientos.

Pide una cita en Clínica Dental Galindo

 

Los enjuagues bucales con CPC son eficaces para reducir la carga viral de SARS-CoV-2 en un test in vitro

Infografía a través de la cual Colgate explica la eficacia de los colutorios con CPC para reducir la carga viral de SARS-CoV-2 en un test ‘in vitro’.

¿El beneficio del colutorio? Reducir la carga viral en cavidad oral y faringe

La clave está en el potencial que tienen los productos de higiene buco-dental a la hora de reducir la carga viral en la saliva, y en cavidad oral y faringe. Estudios elaborados con el impulso de empresas del sector –Colgate-Palmolive, Dentaid y Unilever– coinciden en el mismo porcentaje de descenso de esa carga viral: el 99,9%. Así, en cultivos celulares, los colutorios con cloruro de cetilpiridinio (CPC) pueden reducir unas 1.000 veces la capacidad de infección del SARS-CoV-2.

¿Cómo disminuye la capacidad de infección del SARS-CoV-2?

Según los diferentes estudios disponibles, algunos colutorios disuelven la membrana o capa protectora externa del virus, cosa que impide que éste se enganche a las células y las infecte. La membrana de los virus son fundamentales para la replicación, o multiplicación. Se trata de un elemento imprescindible a la hora de identificar las células, y de infectarlas. En la membrana se encuentran moléculas esenciales, como la proteína spike, o proteína S, en el caso del coronavirus.

Gracias a la entrada en acción del CPC, la membrana se desestabiliza. Como resultado, la proteína S deja de ser funcional. Y la gran noticia es que el SARS-CoV-2 ya no puede infectar

¿Por qué es relevante diluir la carga viral?

A menor carga viral en la boca, menos probabilidades de síntomas serios y de que la COVID-19 tenga una mala evolución. Asimismo, a menos cantidad de partículas víricas en la cavidad bucal, es más difícil pasar el virus a otras personas.

La boca, principal ruta para la infección y para la transmisión

Una eficacia demostrada contra el virus en la boca es crucial porque esta cavidad es, junto a las fosas nasales, la gran puerta de entrada del coronavirus en el organismo. De hecho, la cavidad bucal es para muchos investigadores la principal ruta para la infección (vía de entrada) y para la diseminación (vía de salida) de este microorganismo dañino. Rebajar ni que sea de manera temporal la presencia del virus en la boca contiene su expansión. Podemos presumir que una persona infectada que se haga enjuagues de forma periódica, va a expulsar al hablar gotitas y microgotas de saliva con menos capacidad para el contagio.

Recordemos que el coronavirus se propaga a través de las pequeñas gotas de saliva que emitimos, sobre todo al hablar, cantar, gritar, toser y estornudar. Solo con respirar, ya puede haber expulsión de microgotas de aerosol, diminutas partículas que pueden permanecer en el aire durante un buen rato. «La cavidad bucal juega un papel crucial en la transmisión del SARS-CoV-2», explica el director de I+D+i de Dentaid, Joan Gispert, que ha realizado un estudio con IrsiCaixa. «Los virus», añade, «están presentes en la saliva y, aunque aún queda mucho camino por recorrer, los colutorios en los que estamos trabajando podrían ser una potencial herramienta de prevención de la transmisión».

La cavidad oral es una incubadora del coronavirus

Un dato a tener en cuenta es la enorme actividad de replicación del virus en los tejidos del tracto respiratorio superior, sobre todo en la faringe. La boca es una incubadora del coronavirus. Por eso son útiles todos los medios que obstaculicen el proceso de multiplicación viral.

Toda la atención puesta en el cloruro de cetilpiridinio (CPC)

El CPC está incorporado en la fórmula de algunos colutorios. Grupos de investigación diferentes han identificado esta sustancia química como clave en la respuesta al coronavirus. Se trata de un compuesto químico útil para el control de la carga microbiana oral. Su principal cometido es la eliminación de bacterias y otros microorganismos de la boca. Su empleo puede ser tan continuado como se desee, ya que carece de efecto oxidante y tiene un pH neutro.

Dentaid Research Center ha demostrado los efectos de los colutorios frente a la COVID-19

IrsiCaixa y Dentaid avalan el CPC en los enjuagues bucales

Investigadores de IrsiCaixa y de Dentaid Research Center, centro de investigación de la marca de higiene buco-dental, han realizado un estudio preclínico que atestigua el efecto anti-coronavirus del CPC. Esta investigación, con células cultivadas en laboratorio, demuestra que este componente químico «es capaz de reducir hasta 1.000 veces la capacidad de infección del SARS-CoV-2». El estudio se denomina Cetylpyridinium chloride-containing mouthwashes reduce in vitro SARS-CoV-2 infectivity. Es decir, Colutorios que contienen CPC reducen la capacidad de infección del SARS-CoV-2 in vitro.

Solo el enjuague bucal con CPC limita la capacidad infecciosa

Los investigadores pusieron en contacto, durante dos minutos, virus aislados de pacientes con COVID-19 con un enjuague. El experimento se llevó a cabo con un colutorio que lleva CPC en su fórmula, y con otro que no lleva esta sustancia. El enjuague sin CPC no logró ningún efecto significativo, ya que «el virus sigue teniendo una alta capacidad de infectar y destruir células».

Cultivo con más virus que los que hay en la cavidad bucal

«Teniendo en cuenta que en el experimento hemos usado una cantidad de virus más elevada que la que se encuentra en la cavidad bucal de las personas infectadas, y una cantidad menor de colutorio de la que suele utilizar la gente, estos resultados son muy esperanzadores», ha explicado la coordinadora del estudio e investigadora principal de IrsiCaixa, Nuria Izquierdo-Useros.

«Una muy buena noticia», según Bonaventura Clotet

El director de IrsiCaixa, el doctor Bonaventura Clotet, ha puesto en contexto la relevancia de estos resultados. «Que un colutorio con CPC sea capaz de reducir tanto la capacidad de infección del SARS-CoV-2 es una muy buena noticia, ya que conseguiríamos frenar la rápida transmisión del virus entre personas, que es lo que más preocupa actualmente».

Ensayo en humanos con el ‘know how’ sobre el Sida

El efecto antiviral, demostrado en este estudio preclínico, se someterá a examen en un ensayo de eficacia en humanos. Este ensayo clínico estará liderado por la Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas (FLS).

El coronavirus tiene una gran presencia en la cavidad bucal de la persona infectada

Colgate explica con esta imagen cómo el coronavirus tiene una gran presencia en la cavidad bucal de la persona infectada. Un mililitro de saliva puede contener más de un millón de partículas virales. El SARS-CoV-2 puede vivir y replicarse en la boca.

Colgate prueba la eficacia anti-COVID-19 de colutorios y pastas de dientes

Trabajos de investigación de laboratorio financiados por Colgate han demostrado que pastas de dientes con zinc o fluoruro de estaño, y fórmulas para el enjuague con cloruro de cetilpiridinio (CPC), neutralizan el coronavirus en un 99,9%. Asimismo, la marca de higiene bucal también ha patrocinado un ensayo clínico con 50 pacientes con COVID-19.

Análisis pionero del potencial de la pasta dentífrica

Todos estos estudios forman parte de un programa de investigación de Colgate, que también contará con pruebas con pacientes de COVID-19. La marca se propone evaluar la eficacia de los productos de cuidado oral en la disminución de la cantidad de virus en la boca. A destacar que, por primera vez, se ha analizado el potencial viricida de la pasta dentítrica. En este punto, hay que recordar que Colgate es el principal fabricante de pasta de dientes del mundo.

En estas investigaciones, las pastas Colgate Total y Meridol eliminaron el 99,9% del virus tras dos minutos de contacto. Los colutorios Colgate Plax, Colgate Total y Colgate Zero fueron eficaces en términos similares, después de 30 segundos de acción contra el virus. Estos trabajos de investigación promovidos por Colgate han sido llevados a cabo por la Rutgers New Jersey Medical School, en Estados Unidos.

Ensayo clínico con enjuagues bucales en Brasil

En paralelo a los estudios con cultivos de laboratorio, Colgate ha esponsorizado un ensayo clínico con 50 pacientes de COVID-19. La investigación se ha realizado en el Instituto Israelí de Educación e Investigación Albert Einstein, de Sao Paulo, en Brasil. Este trabajo científico ha demostrado la capacidad de determinados colutorios de la marca para rebajar de forma sustancial el nivel de coronavirus en la boca. Según los resultados preliminares, el efecto beneficioso podría durar entre 30 y 60 minutos después del enjuague. Colgate está impulsando estudios clínicos en tres centros de investigación -Rutgers, Albert Einstein de Sao Paulo y la Universidad de North Carolina- con la participación de un total de 260 pacientes.

Colgate comparte los hallazgos con dentistas

La marca dice que está compartiendo todos estos hallazgos con dentistas. Asimismo, señala que muchos profesionales están pidiendo a sus pacientes que se hagan un enjuague antes de proceder a abrir la boca. El objetivo es reducir la hipotética presencia del virus. En este punto es bueno señalar que el Plan estratégico de acción para el periodo de desescalada COVID-19, publicado por el Consejo de Dentistas de España, recomendaba el uso de colutorios con CPC en la clínica. La medida profiláctica se aconseja antes, durante y después de los tratamientos a los pacientes. La directora clínica de Colgate, Maria Ryan, cree que la higiene buco-dental será clave. «Creemos que la higiene oral tiene un papel a desempeñar en la lucha contra la pandemia global, junto a otras medidas de prevención».

Se están haciendo ensayos clínicos con pacientes de COVID-19 que utilizan enjuague bucal

Unilever pone a prueba sus colutorios

Unilever afirma que un estudio de laboratorio ha concluido que sus colutorios con cloruro de cetilpiridinio (CPC) reducen las partículas de SARS-CoV-2 en un 99,9%, tras 30 segundos de enjuague.

«Un cultivo de células no es la boca de un paciente»

El estudio preclínico de Unilever, realizado por Microbac Laboratories, ha sido examinado por terceras partes para validar la metodología científica empleada y los resultados. Angela Rasum, científica del Centro de Infección e Inmunidad de la Columbia University, que ha revisado la investigación, dice que los resultados son prometedores. Ahora bien, indica que los ensayos clínicos tendrán la última palabra.

«Lo que pasa en un cultivo celular no es indicativo de lo que pueda pasar en la boca y garganta de un paciente real», ha explicado al diario Wall Street Journal. Recordemos que en esta investigación la carga viral en la boca se simuló en un cultivo. «Si bien es magnífico que en un período tan corto de tiempo se logre reducir el virus secretado por las células [del cultivo], lo que va a ser importante es cuánto va a durar ese efecto».

Ensayo clínico con 50 personas

Unilever hará un ensayo clínico con 50 pacientes de COVID-19, en el que también se prestará atención a la eficacia de los colutorios para erradicar otros virus.

Divulgación de los resultados en redes sociales

La compañía propietaria de Signal no ha modificado su packaging en Estados Unidos para difundir los resultados preliminares de estos estudios. Sin embargo, sí que está divulgando esta información en su sitio web y en sus redes sociales.

Un estudio de Cardiff University dice que los colutorios con CPC eliminan el coronavirus en la saliva

Universidad de Cardiff, en Gales, en el Reino Unido.

Cardiff University: colutorio letal para el virus en un cultivo de laboratorio

Investigadores de la Cardiff University (Gales, Reino Unido) anunciaron en noviembre de 2020 que habían descubierto «indicios prometedores» de que colutorios de gran consumo pueden contribuir a destruir el coronavirus. El estudio se llama The Virucidal Efficacy of Oral Rinse Components Against SARS-CoV-2 In Vitro (La eficacia viricida in vitro de los componentes de los enjuagues contra el SARS-CoV-2).

El enjuague elimina el virus en la saliva

La investigación apunta que el uso de colutorio puede ayudar a matar el virus en la saliva. Ahora bien, no hay ninguna prueba de que se pueda emplear como un tratamiento para la COVID-19. La explicación es que los efectos positivos no alcanzan el tracto respiratorio o los pulmones, que es el órgano más afectado por la versión más severa de la patología.

Colutorios con al menos el 0,07% de CPC

Los científicos de Cardiff han determinado que los colutorios que contienen al menos el 0,07% de cloruro de cetilpiridinio (CPC) muestran «indicios prometedores» de ser capaces de erradicar el virus en condiciones de laboratorio. El autor principal, el doctor Richard Stanton, ha puesto en valor el estudio con las siguientes palabras: «Esta investigación se suma al creciente literatura científica que prueba que varios colutorios de común disponibilidad diseñados para combatir la enfermedad de las encías, pueden también desactivar el coronavirus SARS-CoV-2». Los investigadores galeses llegaron a esta conclusión «a través de pruebas en el laboratorio en condiciones diseñadas para recrear las cavidades oral y nasal en un tubo de ensayo».

Ensayo clínico en marcha en el Hospital de Cardiff

Un estudio con pacientes en el Hospital de Cardiff resolverá incógnitas que ahora están abiertas. El ensayo clínico -cuyos resultados conoceremos a principios de 2021- pretende averiguar si el colutorio reduce los niveles de virus en la saliva de los pacientes con COVID-19. Otro objetivo es determinar cuánto tiempo duran los hipotéticos efectos positivos tras cada administración del enjuague a los pacientes.

Ilustración sobre un estudio en Malasia en el que varios grupos de pacientes de COVID-19 hicieron gárgaras con diferentes productos

Ilustración del Dr Mobeen Syed, divulgador científico, sobre un estudio en Malasia en el que varios grupos de pacientes de COVID-19 hicieron gárgaras con diferentes productos.

Estudio pionero con pacientes en Malasia

Uno de los primeros estudios con pacientes que puso énfasis en la capacidad antiviral de los colutorios con CPC se hizo en la Universiti Sains Islam Malaysia, de Malasia. El título de este trabajo es Povidone-iodine Vs essential oils Vs tap water gargling for COVID-19 patients. En castellano, lo podemos traducir por Enjuagues de povidona-yodada Vs aceites esenciales Vs agua para pacientes de COVID-19.

El estudio demostró que, con tres enjuagues al día, durante siete días, de povidona yodada (Betadine bucal) o de un colutorio (Listerine), se consigue una eliminación más temprana del coronavirus del organismo.

Los resultados hay que interpretarlos con extrema precaución, ya que los criterios de exclusión de los participantes apuntan a que no eran personas de edad madura, o avanzada edad. Asimismo, los grupos a los que se hizo seguimiento eran muy pequeños (cinco participantes por grupo)

¿Qué tomaron los pacientes de COVID-19 de la investigación?

Esta investigación se realizó con 20 pacientes adultos de COVID-19, que se distribuyeron en cuatro grupos.

  • Povidona-yodada (Betadine oral). 10 mililitros, durante 30 segundos, 3 veces al día, durante 7 días.
  • Enjuague (Listerine). 20 mililitros, 30 segundos, 3 veces al día, durante 7 días.
  • Agua del grifo. 100 mililitros, 30 segundos, 3 veces al día, 7 días.
  • Absolutamente nada. Grupo de control.

PCRs negativos en el día 6

A los seis días, los cinco participantes que emplearon povidona yodada dieron PCR negativo. Asimismo, cuatro de los cinco que hicieron gárgaras con Listerine, también dieron negativo en la prueba. En contraste, solo uno de los cinco que hicieron gárgaras con agua arrojaron un resultado negativo. En el grupo que no hizo ningún tipo de enjuague, ningún paciente dio negativo en la prueba PCR.

¿Qué tipo de pacientes participaron?

En este estudio malasio se excluyeron pacientes en fases 2 y 3 de COVID-19, que manifestasen síntomas respiratorios o fiebre, o que presentasen una radiografía de tórax o tomografía anormales.

Los estudios in vitro con colutorios han ofrecido resultados prometedores

Estudio alemán ‘in vitro’ con Betadine y el enjuague bucal Listerine

Uno de los primeros estudios con cultivos (in vitro) se hizo en Alemania. Se trata de Virucidal efficacy of different oral rinses against severe acute respiratory syndrome coronavirus.En castellano, Eficacia viricida de diferentes colutorios contra el coronavirus SARS-CoV-2. Este trabajo se ha publicado en The Journal of Infectious Diseases. Se demostró que el Betadine oral y el Listerine mitigan de forma muy significativa la capacidad de replicación viral del coronavirus.

Cultivo inicial de 50.000 células

Los científicos trabajaron con un primer cultivo de 50.000 células. Se añadió anfotericina B, un antibiótico, para matar cualquier bacteria que pudiese infectarlas. La idea era que el coronavirus las infectase, no una bacteria, de ahí la importancia de que el cultivo estuviese limpio. El siguiente paso fue añadir el coronavirus a partir del hisopo nasal de un paciente positivo. A partir de ahí, se incubaron las células durante unos 3-5 días. Lo que se persiguió es que el virus proliferase. El virus del primer cultivo, se trasladó a cultivos frescos. El proceso se repitió varias veces. Finalmente, se tomó un set de células frescas, al que se incorporó el virus -con un nivel de concentración suficiente- y un compuesto orgánico, mucina, que simula el entorno de las cavidades oral y nasal.

En el mix final, había una parte de virus, una parte de compuesto orgánico y ocho partes del compuesto para la limpieza de la boca. Se probaron muchas sustancias, pero las que demostraron eficacia, tras 30 segundos, fueron el Betadine bucal y el Listerine. La replicación viral pasó a ser «muy baja».

Listerine es una de las marcas utilizadas en los estudios sobre colutorios y COVID-19

Investigación ‘in vitro’ en EEUU con un ‘arsenal’ de productos de higiene bucal y nasal

Un estudio in vitro de Estados Unidos puso a prueba un amplio rango de productos de higiene bucal y nasal. Así, analizó un descongestivo nasal, un champú de bebé diluido al 1%, enjuague de peróxido de hidrógeno, Listerine y Betadine bucal. Este trabajo científico se denomina Lowering the transmission and spread of human coronavirus. Lo podemos traducir como Cómo disminuir la transmisión y propagación del coronavirus humano.

Ganadores: Listerine y Betadine

Los triunfadores fueron el Listerine y el Betadine al 5%. Demostraron ser muy útiles a la hora de hundir la actividad viral. En cuanto al champú de bebé diluido al 1% y al enjuague bucal de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada bucal), ofrecieron eficacias antivirales elevadas en el cultivo celular. Por otro lado, el descongestivo nasal no causó ningún efecto.

La cavidad oral tiene mucha importancia en la COVID-19

La cavidad oral es relevante en la pandemia de coronavirus

¿Es la cavidad oral relevante en la pandemia de SARS-CoV-2?, se preguntaba en junio de 2020 un análisis español de varios estudios realizados en todo el mundo. La respuesta fue afirmativa y, con el paso del tiempo, se ha ido viendo que esa relevancia es mayor. Esta investigación anticipó la eficacia del CPC.

Menor severidad de la enfermedad y menor riesgo de transmisión

El artículo Is the oral cavity relevant in SARS-CoV2 pandemic se publicó en la revista Clinical Oral Investigations. La conclusión es que “el uso de colutorios antisépticos bucales con povidona-yodo o cloruro de cepilpiridino (CPC) podrían ayudar a reducir la severidad de la COVID-19 y el riesgo de transmisión mediante un descenso de la carga viral en la boca en los individuos infectados”. La investigación analizó la evidencia científica disponible sobre el efecto antiviral de colutorios con cloruro de cetilpiridinio (CPC), clorhexidina, soluciones de povidona yodada, y peróxido de hidrógeno, entre otros. Este trabajo se hizo en el marco de la Cátedra Extraordinaria Dentaid en Investigación Periodontal de la Universidad Complutense de Madrid (UCM),

Coronavirus anclado a lengua, encías y paladar

El informe apunta que el virus SARS-CoV-2 «encuentra [en la boca] una alta densidad de sus receptores específicos de unión». Este factor tiene mucho peso, porque el mantenimiento del virus en boca facilita la transmisión del mismo, de persona a persona, a través de las gotículas que puede emitir una persona infectada, al hablar, toser y exhalar.

Según este estudio, el SARS-CoV-2 tiene las glándulas salivares como reservorio en pacientes asintomáticos, y se ancla a la lengua, encías y paladar. Uno de los estudios revisados, publicado en febrero 2020, demuestra que los receptores ACE2 -a los que se une el coronavirus- se hayan en alta densidad en la boca, sobre todo, en la superficie de la lengua. Este receptor se encuentra en la mayoría de las células de los alveolos pulmonares, razón por la que el coronavirus afecta tanto al sistema respiratorio.

En conclusión, queda científicamente demostrado que existe una relación entre el uso de colutorios y el COVID, ya que la frecuencia de contagio de la enfermedad disminuye en la personas que utilizan asiduamente colutorios dentales.

4.9/5 - (14 votos)

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

4.9/5 - (14 votos)
PIDE TU CITA GRATIS
close slider

    Pide tu primera visita gratuita

    Llama ahora o rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

    932 529 139

    He leído y acepto la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el camión.

    Los datos facilitados a través de este formulario serán tratados por Kreadens SLP. CIF: B64328701 domicilio en Travessera de Les Corts, 44, 08903 L’Hospitalet del Llobregat, Barcelona de acuerdo a lo establecido en nuestra política de privacidad con la finalidad de poder enviarle información sobre nuestros productos / servicios.
    Los datos recabados por este formulario no se cederán a terceros salvo por obligación legal.
    Le recordamos que usted tiene derecho al acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos dirigiendo su petición a la dirección postal indicada o al correo electrónico recepcio@dentalgalindo.com. Igualmente puede dirigirse a nosotros para cualquier aclaración adicional.
    En caso de no aceptación sus datos no serán tratados.