4.9 (98.18%) 22 votes

Todos en alguna ocasión hemos oído frases como:

E

“Cuando estás embarazada no puedes realizarte tratamientos en los dientes”

E

“El bebé te quita el calcio de tus dientes”

E

“En cada embarazo se pierde un diente”

Todas estas afirmaciones no son ciertas, ni el bebé te va absorbiendo el calcio de los dientes, ni cuando estás embarazada significa que no puedas arreglarte los dientes o hacerte una higiene. Y, mucho menos, que cuando te quedes embarazada vayas a perder un diente.

Lo que si es muy importante es que siempre acudas a las revisiones periódicas a tu odontólogo de confianza, tanto antes, como durante y después del embarazo y, solamente así, podrás mantener una buena salud dental.

Estas afirmaciones son creencias populares de hace años en los que la salud dental no era muy buena y el embarazo hacía que se agravaran los posibles problemas dentales que tenían las mujeres y, por ello, se explican estos mitos sobre el embarazo y los dientes.

Qué relación existe entre el embarazo y la salud dental

Salud dental y embarazo

Durante el embarazo se producen una serie de cambios hormonales que afectan a todo el organismo incluyendo la boca.

Es por esta razón muy importante que se mantenga una buena salud bucodental antes quedarse embarazada y así se evitarán problemas futuros durante o después del embarazo.

El cambio hormonal que se produce durante el embarazo provoca una ligera inflamación de las encías o lo que se conoce como gingivitis, y si la higiene dental no es la adecuada conlleva a un mayor sangrado de encías, a mayor acúmulo de placa bacteriana y más posibilidad de que aparezcan caries.

Para ello es fundamental realizarse revisiones periódicas en el dentista antes, durante y tras el embarazo y mantener una estricta higiene dental en el transcurso del embarazo.

¿Qué tratamientos dentales se pueden realizar si estás embarazada?

El estar embarazada no significa ni mucho menos que estar enferma. Una mujer embarazada puede realizar una vida totalmente normal, como lo que realiza cuando no se encuentra embarazada.

Es cierto que a medida que pasan los meses de embarazo el peso del embarazo es cada vez mayor y eso aumenta la fatiga al realizar actividades habituales.

Teniendo en cuenta estos factores los tratamientos que se pueden realizar las mujeres embarazas son:

E

Durante el primer trimestre del embarazo se intentará no realizar ningún tratamiento que no sea urgente.

E

En el segundo trimestre del embarazo se puede realizar cualquier tipo de tratamiento e incluso se pueden tomar radiografías dentales siempre y cuando se proteja con delantales de plomo.

E

En el tercer trimestre también puede realizarse cualquier tratamiento dental convencional, siempre y cuando no sean sesiones largas, pues el estado avanzado del embarazo hace que el cansancio de la mujer sea mayor y largas sesiones de tratamiento no harán si no aumentar el cansancio general.

También ante la presencia de anteriores partos prematuros o la sospecha que éste pueda aparecer en esta ocasión, lo ideal es únicamente realizar los tratamientos de urgencia.

¿Cuáles son los problemas dentales más comunes que aparecen durante el embarazo?

Como ya hemos indicado durante el embarazo se producen una gran serie de cambios hormonales que provocan por si mismos una ligera inflamación y sangrado de la encía. Es la gingivitis del embarazo que inflama el ligamento periodontal y produce movilidad en los dientes.

Además, durante los primeros meses de embarazo, muchas mujeres sufren continuos episodios de vómitos que provocan un aumento de la acidez de la cavidad oral y una desmineralización del esmalte de los dientes, aumentando la creación de nuevas caries dentales.

Por lo tanto, las dos patologías más comunes que encontramos en las mujeres embarazadas son:

E

Gingivitis. Casi un 70% de las embarazas sufre problemas en sus encías.

E

Caries dental. El sangrado gingival provoca un menor cepillado y un aumento de placa bacteriana. Esto junto a los vómitos frecuentes en el primer trimestre del embarazo aumenta la probabilidad de la aparición de caries.

¿Cómo pueden las embarazadas prevenir estos problemas?

Los problemas dentales de las embarazas son fáciles de prevenir siguiendo unos sencillos consejos.

E

Acudir asiduamente a los controles dentales, sobre todo si piensas quedarte embarazada. También es importante que durante el embarazo te realices alguna higiene profesional para disminuir la inflamación gingival.

E

Aumentar el nivel de higiene oral durante los meses de embarazo. Usar una pasta fluorada, hilo dental y buen cepillado de la lengua.

E

Las embarazadas que sufran vómitos han de tener presente que deben cepillarse los dientes entre 20 y 30 minutos después, ya que es cuando se ha equilibrado más el pH de la boca.

E

Realizar una dieta equilibrada y saludable.

¿Tienes alguna duda?

Si necesita más información sobre su caso en particular no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de informarle más detalladamente.

Especialista en Implantología, Periodoncia y Estética Dental. Sus más de 20 años de experiencia en odontología integrada le permiten tener una amplia visión de los planes tratamientos dentales que pueden realizarse y así ofrecer la solución más adecuada a nuestros pacientes.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

4.9 (98.18%) 22 votes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PIDE TU CITA GRATIS

Pide tu primera visita gratuita

Llama ahora o rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

932 529 139

Al seleccionar esta casilla acepta las condiciones legales

Responsable: Kreadens SLP
Finalidad: recabar datos para poder elaborar un presupuesto, informarles de nuestros servicios y productos de nuestra empresa.
Legislación: Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal.
Destinatarios: sus datos serán incluidos en un fichero informático y no serán cedidos bajo ningún concepto sin si expresa autorización.
Derechos: al acceso, oposición, rectificación, cancelación de sus datos de carácter personal.