Cuando una encía está sana no sangra, es rosada y firme. Si sangra con facilidad, se torna más oscura y se hincha.

Contra la creencia popular, no se debe a un cepillado agresivo este sangrado de encías, si no porque existe una inflamación; el principal y más frecuentes de los factores es el acúmulo de placa bacteriana.

Esta placa bacteriana es un acúmulo de bacterias , y dicha placa en su fase inicial presenta una textura blanda y de color amarillo. Se acumula entre los dientes y con el paso del tiempo esta pasa a calcificarse, se torna como si fueran piedras.

Esta placa es la que causa la gingivitis, que es una inflamación de las encías, las tenemos más rojas, inflamadas y nos sangran. Para solucionar esta enfermedad, es necesario tener una correcta higiene y acudir con regularidad al odontólogo y realizarse las higienes dentales pertinentes.

Pero si no subsanamos esta gingivitis, puede llegar a evolucionar a una periodontitis. La periodontitis es una enfermedad periodontal. Cuando tenemos una gingivitis, pero también existe una pérdida de hueso, nuestras encías están muy inflamadas, sangrantes y aumentadas de tamaño, hablamos de una periodontitis.

El principal objetivo del tratamiento periodontal es conseguir eliminar esta enfermedad y volver a restaurar el tejido dañado. Tratando de eliminar todos los depósitos de bacterianos acumulados. Se realizará en la clínica dental un raspado, eliminando toda la placa que hay en la raíz del diente y por debajo de la encía. Todo esto irá siempre acompañado de una buena higiene oral en casa y volviendo a ser evaluado por el profesional cada 2-3 meses.

Las principales causas de las enfermedades periodontales es el acúmulo de placa bacteriana entre los dientes y las encías. Pero existen también otros factores tales como el tabaco, dietas poco saludables, estés, consumo excesivo de alcohol, factores genéticos…

Podemos saber que tenemos gingivitis , porque la encía es diferente, se ve más brillante y en vez de verse de un color rosado, se ve de un color rojo intenso y presenta mucho más volumen.

La gente que es fumadora, puede ver enmascarada esta patología debido a que el tabaco produce vasoconstricción y por lo tanto o bien no se dicho sangrado o es mucho menor.

Podemos encontrarnos sangrado de encías también en mujeres embarazadas, debido al cambio hormonal, sobretodo en el segundo y tercer trimestre, se recomienda siempre acudir al odontólogo y seguir sus consejos.

Hay factores de salud tales como la diabetes, la ansiedad, la genética, ciertos virus, la salud, que pueden provocarnos un aumento de acumulación de placa bacteriana, con lo que estaríamos ante una enfermedad periodontal y hay que prestar especial atención a estos factores y a la salud de nuestra boca y subsanar cualquier problema que pueda surgirnos en manos de dichos profesionales.

Cuando el acúmulo de placa bacteriana es muy importante suele haber presencia de halitosis, debido al gran acumulo de bacterias, presentes en nuestra boca.

En casos de pacientes con bruxismo, las encías pueden sangrar porque el paciente aprieta mucho los dientes y el ligamento que rodea el diente se inflama y sangra.

Si después de la realización de un blanqueamiento dental al paciente le sangran las encías, es porque estas han quedado muy sensibles.

Y si el paciente nota que le sangran las encías tras el cepillado o por la noche, es porque no tiene las encías sanas y presentará gingivitis y incluso periodontitis.

En todos los casos, lo mejor es consultar con su odontólogo, para que nos de la solución más adecuada a nuestro problema.

¿Tienes alguna duda?

Si necesita más información sobre su caso en particular no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de informarle más detalladamente.

Pide una cita

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR