La mayoría de veces, cuando nos cepillamos los dientes, tenemos tendencia a olvidarnos de realizar la higiene de la lengua.

La lengua, es una parte muy importante de nuestro cuerpo y una de las zonas donde más bacterias se acumulan.

La lengua tene diferentes funciones, tales como el habla, la masticación, el sentido del gusto y la deglución. El dorso de la lengua no es liso, su superficie es irregular y está formada por unas hendiduras donde se tiende a acumular restos de alimentos.

Algo muy recomendable, es colocarnos frente al espejo y sacar la lengua, podremos observar su color y sus rugosidades. Si vemos que presenta una capa blanca o amarillenta, esto nos indica de qué no está limpia, lo que provocará el mal aliento (halitosis) y el desarrollo de bacterias.

La lengua, es la parte del cuerpo donde se acumulan más bacterias, por lo que no debemos olvidar de limpiarla también, después de cepillarnos los dientes para una higiene oral completa

Las razones por las que es importante cepillarse la lengua son varias:

E

Para prevenir posibles caries y enfermedades periodontales, ya que las bacterias pueden colocarse en la superficie de los dientes y provocarnos caries

E

Mejorará nuestro sentido del gusto, ya que el alimento tiene contacto directo con la lengua y si esta está limpia, notaremos la diferencia de sabores

E

Eliminaremos el mal aliento (halitosis), en la mayoría de los casos, es por la presencia de dichas bacterias en la lengua que provocan un olor muy desagradable

Está científicamente demostrado, que gran parte de los problemas y enfermedades de la boca se generan por la acumulación de bacterias en la lengua, sobretodo en la parte posterior. Se ha relacionado problemas de salud bucal con diferentes patologías que puede presentar una persona, tales como:

E

Neumonía

E

Osteoporosis en la mandíbula

E

Enfermedades cardiovasculares

E

Problemas de infertilidad masculina

E

Complicaciones en pacientes diabéticos,…

Muchas veces, nos preguntamos ¿cómo podemos hacer una correcta higiene de la lengua?

La manera correcta de limpiar la lengua es incorporar a nuestra higiene diaria el denominado limpiador o raspador lingual, con el cual eliminaremos los restos de placa del dorso de la lengua

El momento más indicado es tras el cepillado de los dientes y posterior al paso del hilo dental. Lo recomendable es hacerlo mínimo una vez al día, principalmentepor la noche.

¿Cómo limpiarse la lengua?

E

Utilizar el raspador lingual o el cepillo de dientes en contacto con la lengua. La limpieza debe iniciarse en el centro de la lengua, posteriormente ir hacia la parte más profunda que se pueda y desde allí arrastrar. Esto debe realizarse después del cepillado dental, sin realizar mucha presión, ya que podríamos llegar a causarnos lesiones. Después, debemos proceder a limpiar los laterales de la lengua, por lo que es importante enjuagar el limpiador y toda la boca para eliminar bacterias que hayan podido removerse en el proceso anterior y posteriormente realizar la limpieza lateral

E

Debemos intentar abrir todo lo que podamos la boca, para tener más fácil el acceso a la lengua

E

Sacar la lengua lo máximo posible, siempre sin caer en excesos y empezar con el proceso

E

Si no se utiliza de manera correcta, puede llegar a provocar vómitos o náuseas; esto sucede cuando se tocan zonas sensible de la lengua o se introduce muy atrás el limpiador. Por lo que debemos elegir bien el tamaño del limpiador. Mientras más atrás se llegue con el raspador, mejor será la higiene; se recomienda coger aire por la boca. Si aun así se sienten nauseas, debemos interrumpir la limpieza, respirar profundo y continuar con el proceso cuando desaparezcan las ganas de vomitar

Es importante conocer nuestra lengua, si nuestra lengua está muy seca , cuando la limpiamos podríamos llegar a causarnos lesiones importantes, por lo que se aconseja realizarlo después del cepillado donde la lengua está húmeda.

Una inspección de manera regular puede ayudarnos a detectar el cáncer bucal u otras lesiones. Tenemos que inspeccionarla bien, comprobando que no haya cortes, zonas rojas o blancas que les esté costando sanar o algo fuera de lo normal que nos llame la atención; en cualquier caso, debemos consultar con nuestro odontólogo

Los limpiadores linguales, los podremos encontrar de venta en farmacias o incluso también en supermercados; lo importante es encontrar aquel que se adapte a nuestras necesidades y a nuestra boca y lengua. Deben considerarse el tamaño del limpiador y de la lengua.

Los limpiadores con forma de U son ideales para personas con lengua grande; y los limpiadores con forma de Y, se recomiendan para niños y lenguas pequeñas.

El limpiador en forma de U es el más utilizado, se maneja con las dos manos y se considera el mejor para realizar la limpieza, con el se llega con más facilidad a la parte posterior de la lengua. Se utilizan las dos manos para su empleo , nos da mayor precisión y permite que se adapte mejor a la lengua. Este control disminuye las nauseas.

El limpiador en forma de Y, resulta para algunos usuarios más beneficioso, les resulta más práctico y les es más cómodo.

¿Tienes alguna duda?

Si necesita más información sobre su caso en particular no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de informarle más detalladamente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PIDE TU CITA GRATIS

Pide tu primera visita gratuita

Llama ahora o rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

932 529 139

Al seleccionar esta casilla acepta las condiciones legales

Responsable: Kreadens SLP
Finalidad: recabar datos para poder elaborar un presupuesto, informarles de nuestros servicios y productos de nuestra empresa.
Legislación: Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal.
Destinatarios: sus datos serán incluidos en un fichero informático y no serán cedidos bajo ningún concepto sin si expresa autorización.
Derechos: al acceso, oposición, rectificación, cancelación de sus datos de carácter personal.