Valora el post

¿Qué beneficios tiene la lactancia materna en la boca del bebé?

 

Se ha comprobado con multitud de estudios que los beneficios de la lactancia materna son inmensos. Beneficios que aumentan la protección inmunológica, que aportan una mayor calidad nutritiva a los lactantes e incluso está confirmado que genera lazos emocionales más robustos entre madre y lactante.

En el campo de la odontología se ha demostrado que la lactancia materna favorece la correcta posición del maxilar superior respecto a la mandíbula, beneficiando a la futura posición de los dientes y disminuyendo el riesgo de padecer maloclusiones dentarias.

¿Qué ocurre con la lactancia materna en las mandíbulas del bebé?

 

En el recién nacido, la mandíbula tiene un tamaño inferior en relación al maxilar superior. La succión del pecho ayuda a que la mandibula adelante su posición, dando lugar a una mejor relación entre el maxilar y la mandíbula.

Posición de la mandíbula del bebé

Posición de la mandíbula con lactancia materna y con el biberón

Además, esta misma succión hace que se fortalezca la musculatura masticatoria y facial, basica para el desarrollo posterior de los maxilares.

Este adelanto de la mandíbula no ocurre al succionar el bebe la tetina del biberón, por lo que no se fortalece la musculatura masticatoria y facial.

La ejercitación de la musculatura al realizar la lactancia materna disminuye en casi un 50% las probabilidades de tener maloculsiones dentarias futuras.

Estudios odontológicos recientes indican que la ausencia de lactancia materna o un periodo corto de lactancia materna están relacionados con la instauración de hábitos nocivos de succión y/o deglución, que puede conllevar a posteriores alteraciones dentales y maxilares.

¿Qué otros beneficios tiene la lactancia materna en el bebé?

 

La lactancia materna en los bebés

  • Facilita un correcto desarrollo de la anatomía del paladar;
  • Aumenta el flujo salival;
  • Previene patrones de deglución anormales;
  • Promueve un buen desarrollo de la musculatura oral; y,
  • Facilita la respiración nasal del bebé.

Durante los primeros 6 meses de vida el bebé estará perfectamente alimentado con la lactancia materna. A partir de ese momento el bebé precisa de la introducción de alimentación complementaria.

Sociedades como la Organización Mundial de la Salud, la Asociación Española de Pediatría y la Academía Americana de Pediatría están de acuerdo con instaurar alimentación complementaria en el bebé a partir de los 6 meses de edad.

Es importante saber que cuando erupcionan los primeros dientes, se debe intentar que el bebé ingiera leche durante la noche, pues está claramente demostrado que es un factor de riesgo de caries en el bebé.

En caso que el bebé ingiera leche es de gran importancia limpiar los dientes del bebé antes de acostarlo, y así se previene el riesgo de caries en el bebé.

En conclusión, la lactancia materna hasta los 6 meses de vida del bebé aporta enormes beneficios para el desarrollo bucodental del recién nacido.

 El más importante a nivel de la boca del bebé es la prevención de las maloclusiones dentarias. Pero también tenemos que saber que cuando al bebé le erupcionan los dientes, la lactancia materna durante la noche sin después limpiarle los dientes al bebé produce caries.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

Valora el post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PIDE TU CITA GRATIS

Pide tu primera visita gratuita

Llama ahora o rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

932 529 139

Al seleccionar esta casilla acepta las condiciones legales

Responsable: Kreadens SLP
Finalidad: recabar datos para poder elaborar un presupuesto, informarles de nuestros servicios y productos de nuestra empresa.
Legislación: Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal.
Destinatarios: sus datos serán incluidos en un fichero informático y no serán cedidos bajo ningún concepto sin si expresa autorización.
Derechos: al acceso, oposición, rectificación, cancelación de sus datos de carácter personal.