Valora el post

El uso de piercings orales, ya sea en los labios, lengua, frenillo y mejillas, puede tener consecuencias para la salud dental, ya no solo por el dolor, o posible rechazo, sino también por posibles infecciones que pudieran producirse, por la presencia de bacterias y humedad del interior de la boca, que dificultan la cicatrización de los tejidos.

Existe también el riesgo a poder sufrir lesiones importantes, si a la hora de hacer la perforación, se comprometieran determinados vasos sanguíneos o nervios.

Cuando hablamos de complicaciones, hacemos referencia al mismo momento en que se coloca el piercing. Las más habituales son dolor e inflamación, la inflamación puede afectar a los ganglios que están situados bajo la mandíbula inferior y el mentón. En el caso de la colocación en la lengua, esta, está muy vascularizada y enervada, y puede producirse alguna hemorragia o alteraciones del gusto e incluso de alguna función motora si afectase a algún nervio.

Otra posible complicación, es la alergia que este pueda producir, en función del material en que esté hecho el piercing; con el níquel hay que tener especial cuidado.

A nivel bucodental, las posibles complicaciones con las que podemos encontrarnos son las siguientes:

E

Recesión gingival:

Esta es una de las consecuencias más importantes que podemos encontrarnos, especialmente los que se colocan en los labios. Las encías se retraen y queda más superficie del diente al descubierto. Con esto se favorece la pérdida de inserción del diente, con lo que nos encontramos con movilidad del diente y pérdida del mismo a posterior. Si el portador es fumador, el riesgo a padecer este problema es mayor

E

Alteraciones del habla:

Los piercings que se colocan en la lengua, alteran la pronunciación de las palabras, que contienen las letras L, S, T y R

E

Alteraciones del gusto

E

Halitosis:

Debido a la acumulación de placa bacteriana a nivel del piercing, y sumado a una mala higiene

E

Infecciones:

La herida que provoca el piercing, más las bacterias que habitan en la boca, y sumado a la introducción de nuevas bacterias en el manejo del piercing provoca un aumento de las infecciones en la boca

E

Endocarditis:

Debido a la colocación del piercing, existe la posibilidad de que las bacterias pasen al torrente sanguíneo y esto pueda desencadenar en una endocarditis (inflamación del corazón y sus válvulas)

E

Dermatitis:

Una reacción alérgica al metal del piercing

E

Tragarse el piercing:

Puede llevar a provocar lesiones a nivel del sistema digestivo o respiratorio e incluso la asfixia

E

Maloclusiones dentales:

El hecho de introducir un piercing en la boca, provoca una alteración de las fuerzas que ejerce la lengua, y como consecuencia, se altera la posición de los dientes y la mordida se ve modificada

E

Transmisión de enfermedades, tales como hepatitis B y C y herpes

E

Traumatismos dentales:

Las lesiones que con más frecuencia nos encontramos, estos traumatismos provocan desgaste por ir rozando con el diente, pudiendo llegar a fracturar alguna pieza.

En caso de ser portador de piercing oral, es importante que siga estas recomendaciones:

E

No jugar con el piercing y asegurarse de que está bien ajustado periódicamente

E

Elegir un tamaño pequeño, para que cause menos daños

E

Visitar a su odontólogo, para que éste compruebe que está todo correcto y que no existe ningún síntoma de infección

E

Una vez que el piercing ha cicatrizado, retirar la piedra antes de practicar deporte, dormir y comer. Se aconseja utilizar un retenedor de plástico para tapar el orificio cuando se retira su metal

E

Es importante mantener una buena higiene del piercing y de la zona donde está colocado. Se recomienda utilizar un enjuague bucal después de cada comida, cepillarse bien los dientes y usar hilo dental dos veces al día mínimo

E

Cepillar bien el piercing para eliminar su placa y limpiar bien la zona donde está colocado el piercing con un algodón empapado en clorhexidina

E

Visitar a su odontólogo cada seis meses, ya que los daños que éste pueda ocasionar, podrán solucionarse y no dar lugar a complicaciones

¿Tienes alguna duda?

Si necesita más información sobre su caso en particular no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de informarle más detalladamente.

Auxiliar dental y responsable del área de atención al cliente y coordinadora de tratamientos en Clínica Dental Galindo. Sus 20 años de experiencia en el campo de la sanidad, hacen que sea una persona versátil y altamente cualificada, ofreciendo desde el Área de Recepción la mejor atención y confort a nuestros pacientes. Su valor humano inmensurable hace que los clientes encuentren en ella una persona que les genera tranquilidad y confianza.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

Valora el post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PIDE TU CITA GRATIS

Pide tu primera visita gratuita

Llama ahora o rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

932 529 139

Al seleccionar esta casilla acepta las condiciones legales

Responsable: Kreadens SLP
Finalidad: recabar datos para poder elaborar un presupuesto, informarles de nuestros servicios y productos de nuestra empresa.
Legislación: Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal.
Destinatarios: sus datos serán incluidos en un fichero informático y no serán cedidos bajo ningún concepto sin si expresa autorización.
Derechos: al acceso, oposición, rectificación, cancelación de sus datos de carácter personal.