¿Necesitas una clínica dental con experiencia en odontopediatría en Barcelona? En este artículo te exponemos los principales tratamientos que hace el odontopediatra para cuidar la salud bucodental infantil. Además, te explicamos el destacado rol que tiene el dentista infantil en la higiene bucodental en niños.

Clínica Dental Galindo es tu clínica dental y de odontopediatría en Barcelona.

Clínica Dental Galindo ofrece tratamientos de odontopediatría

¿Qué objetivo tienen los tratamientos dentales para niños?

En odontopediatría, los tratamientos persiguen, por encima de todo, conservar los dientes de leche en su posición en la boca, hasta que salgan los dientes definitivos que los reemplazan.

Los dientes temporales son tan importantes como los dientes definitivos. De hecho, los dientes de leche son los dientes más importantes cuando solo hay dientes de leche en la boca del pequeño, o cuando estos empiezan a coexistir con los primeros dientes permanentes. Unos dientes temporales sanos ayudan a morder y a masticar la comida, y a hablar de forma correcta. Y si se mantienen en su lugar en la boca hasta la llegada de los dientes definitivos, ayudan a que la dentición definitiva sea un éxito.

Nunca hay que menospreciar la importancia de una caries en un diente de leche. Primero, porque pueden causar dolor e infectar la boca del niño. Y segundo, porque puede conducir a la pérdida del diente, lo que puede causar problemas de alineamiento dental

Pide cita con odontopediatría de Clínica Dental Galindo

Odontopediatría: prevención bucodental en niños

Muchas veces, los tratamientos de odontopediatría se pueden evitar si las familias se comprometen con la prevención bucodental. Para ello, es básico que el odontopediatra visite al niño de forma periódica, y que el pequeño lleve una buena higiene dental. Una de las principales tareas del dentista especializado en niños es hacer educación en higiene dental infantil.

Exploraciones y limpiezas dentales en niños

Las exploraciones periódicas de los dientes del niño son una de las rutinas más importantes en odontopediatría para garantizar la salud bucodental de los más pequeños. Solo el odontopediatra puede advertir problemas en la boca del niño de forma temprana. Las visitas al dentista son una parte fundamental de la prevención bucodental infantil.

En las exploraciones dentales, el odontopediatra…

  • Explora la boca para identificar problemas que no sean evidentes para el niño o sus padres: es decir, que ni se sientan ni se vean.
  • Busca caries en los dientes de leche o en los dientes permanentes que van erupcionando.
  • Inspecciona dientes y encías a la búsqueda de indicios de enfermedad periodontal.

El higienista dental es el profesional encargado de hacer las limpiezas dentales del niño.

Radiografías dentales en niños

En términos generales, los niños necesitan más radiografías bucodentales que los adultos. Y es que sus bocas crecen y cambian con rapidez. Con una radiografía, podemos advertir debilidades en la estructura ósea —desmineralización— que son invisibles a simple vista. Los niños con más riesgo de caries deben hacerse estas radiografías con más frecuencia.

Educación en salud bucodental infantil

La educación en higiene dental de los niños es una labor que no todas las clínicas dentales realizan. En Clínica Dental Galindo, en Barcelona, consideramos que la enseñanza en salud bucodental infantil es fundamental, porque contribuye a que los más pequeños tengan dientes y encías sanos durante toda su vida. La prevención bucodental es tan importante como realizar los tratamientos dentales que sean necesarios.

Los profesionales de odontopediatría de nuestra clínica dental en Sants (Barcelona) educan sobre higiene bucodental para niños.

  • Enseñamos a los niños a cepillarse de forma correcta los dientes, y a utilizar bien el hilo dental y el colutorio.
  • Transmitimos a los padres y a los más pequeños la importancia de seguir una dieta equilibrada y sin exceso de azúcares.

Higiene bucodental en niños: el hábito del cepillado es fundamental

Buenos hábitos de higiene dental en niños

  • Los niños deben cepillarse los dientes al menos dos veces al día, especialmente por la mañana y por la noche. Es el hábito más importante, que hay que fomentar desde que salen los dientes de leche.
  • Los más pequeños tienen que usar una pasta dentífrica con flúor que sea apropiada para su edad. El odontopediatra asesorará a los padres sobre qué pasta de dientes es la adecuada para la higiene bucodental del niño.
  • Además de cepillarse los dientes tras cada comida, los niños deben recurrir al hilo dental —así eliminan los restos de placa que quedan entre los dientes— y al enjuague bucal.
  • Hay que seguir una dieta familiar sin demasiados azúcares y almidones.
  • Los padres deben llevar al niño al dentista de forma periódica.

¿Qué tratamientos son más comunes en odontopediatría?

Los principales tratamientos en odontopediatría son:

  • Empastes y reconstrucciones de los dientes de leche
  • Tratamientos pulpares de los dientes de leche
  • Ortodoncia infantil
  • Tratamientos de fluorización
  • Selladores dentales para niños
  • Extracciones de dientes en niños

Empastes y reconstrucciones de dientes de leche

El empaste y reconstrucción de un diente temporal es muy similar al que se hace con un diente definitivo. Sin embargo, hay diferencias.

Odontopediatría: los dientes de leche pueden necesitar empastes y reconstrucciones

¿En qué se diferencian empastes y reconstrucciones de dientes temporales y definitivos?

Las diferencias más comunes son:

  • En los dientes de leche, se deja actuar más tiempo el grabado ácido que crea microporosidades en el esmalte dental. Gracias a estas porosidades controladas, que solo podemos ver con el microscopio, los empastes y las reconstrucciones que hagamos sobre el diente tendrán una mejor adhesión al diente natural.
  • Las caries de los dientes de leche afectan con más facilidad la pulpa del diente, por lo que suele ser habitual tener que hacer un tratamiento pulpar, o de endodoncia infantil, antes de hacer el empaste. Así se evita futuras infecciones que interfieran en el recambio dental, es decir, en la salida del diente permanente.

¿Qué se usa en el empaste de un diente de leche?

El material más empleado para hacer empastes y reconstrucciones de dientes temporales es el composite o resinas compuestas. Con este material se devuelve la funcionalidad y la estética al diente de leche.

Asimismo, también se utilizan:

  • Ionómero de vidrio, que libera flúor, con lo que se otorga al diente de leche de una protección extra frente a la caries
  • Óxido de zinc-eugenol, para obturar dientes de leche en los que se ha hecho una pulpotomía

Tratamientos pulpares de dientes de leche en odontopediatría

Los tratamientos pulpares de los dientes temporales son necesarios cuando la caries alcanza la pulpa dental, la parte vital del diente. Recordemos que la pulpa dental es el tejido blando —nervio, vasos sanguíneos y tejido conectivo— que hay en la cavidad pulpar, en el interior del diente.

Según sea el daño que presente la pulpa dental del diente de leche, habrá que hacer una pulpotomía o una pulpectomía.

¿Por qué hay que hacer una endodoncia a un niño?

Ya hemos dicho que los dientes primarios tienen las mismas funciones que los dientes en un adulto. Si falta un diente de leche, habrá problemas a la hora de comer y de hablar. Además, los dientes temporales hacen de guías para que los dientes permanentes se coloquen bien cuando salen.

Los odontopediatras de hoy en día consideran que es tan crítico salvar un diente de niño pequeño como un diente de adulto. Por tanto, la endodoncia es un tratamiento clave en la odontopediatría.

La endodoncia infantil evita que el niño pierda el diente de leche antes de tiempo

¿Por qué es tan importante hacer una endodoncia para salvar un diente de leche?

  • La pérdida prematura de un diente de leche puede interferir con la masticación.
  • La ausencia de un diente temporal antes de tiempo puede inhibir o distorsionar el desarrollo del habla del niño.
  • Y la razón más importante: la posición del diente ahora infectado con caries mantiene el alineamiento de los dientes permanentes que se van desarrollando. Cada diente de leche protege el espacio para el diente definitivo que emergerá cuando llegue el momento. Si falta el diente temporal cuando no es el momento, los dientes a su alrededor se moverán para cubrir ese hueco. Y eso hay que evitarlo a toda costa, porque vamos a tener problemas de alineamiento de los dientes permanentes.

¿Qué es una pulpotomía?

Se hace una pulpotomía cuando el dentista observa, a través de radiografías, que la caries está muy cerca de la pulpa dental o en contacto con ella. Con este tratamiento de endodoncia, hay que limpiar la caries y retirar la parte de pulpa afectada. Por tanto, se conserva la sección de pulpa que esté sana.

El odontopediatra sella la cámara pulpar —parte superior de la cavidad pulpar— con un material de obturación que facilita la cicatrización de la pulpa radicular, que es la pulpa alojada en el conducto radicular —parte inferior de la cavidad pulpar—. A partir de aquí, se reconstruye la pieza dental dañada.

El diente tratado con una pulpotomía se debe controlar cada 6 meses, hasta que salga el diente definitivo que lo va a sustituir.

¿Qué es una pulpectomía?

La pulpectomía es la endodoncia que se lleva a cabo cuando el odontopediatra ve que la caries es muy profunda y afecta a buena parte de la pulpa dental. Es un tratamiento más contundente que la pulpotomía, porque se elimina toda la pulpa dental, tanto la que está en la cámara pulpar, en la corona del diente, como la que se encuentra en el conducto radicular, en la raíz del diente.

Si en la pulpotomía solo se quita la pulpa coronaria, en la pulpectomía se elimina tanto la pulpa coronaria como la pulpa radicular.

Una vez se ha hecho la pulpectomía, hay que hacer revisiones cada seis meses, sobre todo para controlar infecciones en las raíces del diente de leche que puedan perjudicar la erupción del diente definitivo.

La obturación, tanto en la pulpotomía como en la pulpectomía, se debe hacer siempre con un material reabsorbible, a diferencia de lo que pasa con las endodoncias de dientes definitivos, en las que se emplean materiales no reabsorbibles.

Coronas dentales para niños

Después de una endodoncia infantil, puede hacer falta poner una corona en el diente del niño. Con las coronas pediátricas, se protege el diente tratado —tiene un mejor soporte y está más resguardado—, y se recupera su aspecto y funcionalidad.

Al afianzar el diente de leche cuya pulpa se ha eliminado, de forma total o parcial, la corona ayuda a que los dientes definitivos salgan bien. Tengamos presente que los dientes temporales deben estar en su sitio hasta su caída natural.

Ortodoncia infantil

La ortodoncia es una parte importante de la odontopediatría. La ortodoncia infantil aborda problemas de alineamiento o de desarrollo de los maxilares. Gracias a una intervención temprana y en las etapas de crecimiento, es más fácil corregir todo tipo de situaciones.

¿Por qué necesitan los niños una ortodoncia?

Los niños pueden necesitar ortodoncia, metálica o invisible (Invisalign es un tratamiento de ortodoncia infantil), por todo tipo de motivos: dientes torcidos, apiñamiento o maloclusión.

La ortodoncia invisible Invisalign es un tratamiento de odontopediatría

Muchas veces estos problemas dentales y mandibulares pueden ser causados por una pérdida de un diente de leche antes de tiempo, por un traumatismo o por malos hábitos, como chuparse el pulgar. Otras veces, el problema es heredado, y tiene que ver con los genes. Es decir, que si tú has usado ortodoncia, es más probable que tus hijos acaben también necesitándola.

Ortodoncia funcional o interceptiva

Cuando los dientes están mal situados o la boca cierra mal (maloclusión), urge poner una ortodoncia al niño.

La ortodoncia funcional-interceptiva trata sobre todo cuatro problemas:

  • Hábitos orales nocivos. Hay malos hábitos orales que pueden causar maloclusiones, como la onicofagia (hábito de morderse las uñas), bruxismo infantil (el niño aprieta los dientes), deglución atípica (la lengua se pone mal en el momento de tragar el alimento), la respiración oral (hábito de respirar por la boca), el uso del chupete y la succión del dedo.
  • Mordida cruzada. La mordida cruzada se da cuando los dientes de la arcada superior cierran por detrás de los dientes de la arcada inferior. Si no se corrige, se impide que el paladar crezca con normalidad y se pueden crear problemas más difíciles de resolver cuando el niño se hace mayor.
  • Pérdida de un diente de leche antes de tiempo. El mantenedor de espacio conserva el espacio que deja libre un diente de leche que se ha extraído por una caries dental severa o que se ha perdido por un traumatismo. Gracias a la protección de ese espacio, el diente definitivo que tiene que salir en el espacio del diente ausente, lo hará en su posición correcta. Sin el mantenedor de espacio, los dientes cercanos al diente que se ha perdido se moverán hacia ese espacio y hará falta un ortodoncia más compleja para corregir el problema.
  • Mordidas de Clase III. La mordida de Clase III tiene lugar cuando la arcada inferior se encuentra adelantada respecto a la arcada superior. Se trata de una patología que hay que diagnosticar de forma precoz, porque así se evitan tratamientos muy complejos y costosos en el futuro.

Tratamientos odontopediátricos de fluorización contra la caries infantil

Aunque tu hijo use pasta de dientes con flúor, esta aportación puede ser insuficiente para los dientes del niño.

Cada día, el diente del pequeño tiene algo de erosión en su capa más externa: el esmalte. Pues bien, el flúor refuerza el esmalte, y puede revertir el daño temprano al diente.

La fluorización es un tratamiento preventivo en odontopediatría

La fluorización es uno de los tratamientos de odontopediatría que más contribuyen a la prevención bucodental. Con este tratamiento se previene la caries y se evita la acumulación de la placa dental. La sesión dura tan solo unos minutos, y lo único que debe hacer el niño es evitar limpiarse la boca, comer o beber durantes los 30 minutos que siguen al tratamiento.

El flúor utilizado por el odontopediatra es más fuerte que el que se comercializa en colutorios y pastas de dientes.

No todos los niños necesitan el tratamiento de fluorización, solo aquellos con deficiencia de flúor

Selladores dentales para evitar la caries en los niños

Muchas veces, cepillarse los dientes es insuficiente para una buena salud bucodental infantil. Y es que hay puntos en la boca del niño que son muy difíciles de limpiar. Esas zonas tan difíciles de cepillar suelen estar en la superficie masticatoria de los dientes molares del pequeño, es decir, los dientes más difíciles de alcanzar con el cepillo. En esas superficies, hay surcos y hoyos que acumulan placa con una enorme facilidad.

Los selladores dentales previenen la caries en los dientes molares de los niños

Los selladores dentales previenen la caries en los dientes molares de los niños.

El flúor ayuda. Sin embargo, en muchas ocasiones hay que recurrir a selladores dentales en las mencionadas superficies. Los selladores son unos recubrimientos muy finos de resina que se ponen en la parte superior de los dientes que quedan más atrás en la boca de tu hijo o hija.

Los selladores dentales son más efectivos cuando se aplican al diente permanente tan pronto como este ha erupcionado.

Extracciones de dientes en niños

Hay casos en los que es necesario extraer el diente del niño. A veces, el diente de leche tiene raíces demasiado largas o deformadas, que impiden que caiga cuando toca. Si eso pasa, hay que quitar el diente para facilitar la erupción del diente definitivo que viene detrás.

En otras ocasiones, el diente del niño tiene tanta caries que pone en riesgo a los dientes circundantes, y puede ser necesaria la extracción. Una infección, una corrección ortodóncica, o o problemas con una muela de juicio, también pueden requerir sacar un diente.

 

5/5 - (7 votos)

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

5/5 - (7 votos)
PIDE TU CITA GRATIS
close slider

    Pide tu primera visita gratuita

    Llama ahora o rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

    932 529 139

    He leído y acepto la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el avión.

    Los datos facilitados a través de este formulario serán tratados por Kreadens SLP. CIF: B64328701 domicilio en Travessera de Les Corts, 44, 08903 L’Hospitalet del Llobregat, Barcelona de acuerdo a lo establecido en nuestra política de privacidad con la finalidad de poder enviarle información sobre nuestros productos / servicios.
    Los datos recabados por este formulario no se cederán a terceros salvo por obligación legal.
    Le recordamos que usted tiene derecho al acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos dirigiendo su petición a la dirección postal indicada o al correo electrónico recepcio@dentalgalindo.com. Igualmente puede dirigirse a nosotros para cualquier aclaración adicional.
    En caso de no aceptación sus datos no serán tratados.