¿Por qué hay que hacer una endodoncia?

Cuando la lesión que hay en un diente, ya sea caries, desgaste, traumatismo, alcanza la pulpa dental comienza un proceso de degeneración irreversible por la infección del tejido pulpar, con la consecuente inflamación de ésta y la “muerte pulpar” o necrosis pulpar.

La infección del tejido pulpar produce al inicio un dolor intenso al tomar alimentos fríos y calientes. Si no vamos al odontólogo para que nos explore y solucione el problema, este dolor se va generalizando y va en aumento, apareciendo principalmente a la noche. Es un dolor intenso y agudo que cuesta que remita con antiinflamatorios y sólo puede ser eliminado con antibióticos y tratando al diente con una endodoncia.

Es importante que visitemos a nuestro odontólogo de confianza cuando presentemos estos síntomas, porque la infección del tejido pulpar del diente, si no la eliminamos adecuadamente puede causar lesiones más importantes a nivel del hueso maxilar que rodea el diente, pérdida del diente y finalmente infecciones más graves en otras partes del organismo.

¿Cada cuánto se ha de realizar una limpieza dental profesional?

No hay un tiempo establecido para realizar las limpiezas dentales o profilaxis dentales. Cada persona, por sus características individuales, tipo de dieta, hábitos de higiene, tipo de saliva, acumula más o menos sarro y placa bacteriana, por lo que quién mejor sabrá cada cuánto tiempo debe cada paciente realizarse las limpiezas dentales es su odontólogo de confianza.

Como norma y para pacientes que no tengan problemas añadidos, es necesario realizar una limpieza dental profesional una vez al año.

¿Podemos prevenir la aparición de los quistes maxilares?

La causa más común de los quistes maxilares es la estimulación de células residuales por procesos infecciosos que proviene de los dientes, por tanto, las medidas más efectivas para evitar los quistes maxilares son la higiene, prevención y tratamiento precoz de la caries dental.

Es importante el diagnóstico precoz de los quistes maxilares para poder diferenciarlas lo antes posible de lesiones tumorales de los maxilares.

¿Son todos los implantes iguales?

No todos los implantes son iguales y por lo tanto no todos se oseointegran con la misma calidad ni responden igual a las fuerzas de la masticación a la que se encuentran sometidos y, por lo tanto, los resultados a corto y largo plazo son diferentes según el implante que se coloque en la boca.

Si el procedimiento quirúrgico se realiza en dos fases:

  1. Colocación del implante dejándolo totalmente cubierto por la encía durante el periodo de tiempo que estime oportuno el cirujano.
  2. Incisión en la encía para descubrir los implantes dentales y colocar el pilar transepitelial que conformará la encía para recibir a la futura prótesis.
¿Cuántas visitas necesita el odontólogo para confeccionar una prótesis removible total?

Normalmente en unas 4 visitas a la clínica dental se tiene preparada la prótesis removible total para que el paciente comience a usarla.

Estas 4 visitas consisten en:

  1. Toma de impresiones de la boca del paciente desdentado y registro de fotos.
  2. Prueba de unos rodetes de cera para calcular la dimensión vertical y el lugar donde deben ir situados los dientes en la boca. En esta visita también elegimos el color de los dientes que colocaremos en la prótesis.
  3. Prueba de dientes, donde el paciente podrá observar cómo le van a quedar sus prótesis removibles totales. En esta visita cuando se realizan los cambios más significativos.
  4. Entrega de la prótesis removible total. Se acaba de ajustar en la boca la prótesis finalizada. Se comprueba que exista una correcta oclusión, estabilidad y fijación. Además, se le entrega al paciente una hoja con las instrucciones de uso e higiene de las prótesis totales removibles.
¿Qué cuidados debe seguirse con una prótesis removible total?

En Clínica Dental Galindo, junto a la entrega de la prótesis total removible, se da también una caja de plástico para guardar la prótesis, un cepillo para la limpieza de la prótesis total y una hoja donde se explica detalladamente los cuidados que deben seguirse con una prótesis total removible.

  • Lavar la prótesis después de cada comida, utilizando el cepillo proporcionado en la clínica.
  • Utilizar jabón o lavavajillas líquido y aclarar muy bien con agua. Nunca utilizar pasta dentífrica, ya que ésta estropea la capa externa de resina de la prótesis y se pierde el brillo inicial de la misma.
  • Retirar la prótesis para dormir y de esta forma descansan los tejidos mucosos que soportan la prótesis total removible.
  • Cuando la prótesis no se utilice, dejarla en un recipiente con agua, donde se han añadido unas gotas de una solución de povidona yodada (Betadine) o bien unas pastillas desinfectantes preparadas para la limpieza de las prótesis.
  • La boca se debe limpiar cuidadosamente con un cepillo suave y enjuagada con algún colutorio indicado para las encías.
¿Cuántas visitas necesita el odontólogo para confeccionar una prótesis removible parcial?

Normalmente en unas 4 visitas a la clínica dental se tiene confeccionada la prótesis removible parcial para que el paciente comience a usarla.

Estas 4 visitas consisten en:

  1. Toma de impresiones de la boca del paciente desdentado y registro de fotos.
  2. Prueba de unos rodetes de cera para calcular la dimensión vertical y el lugar donde deben ir situados los dientes en la boca. En esta visita también elegimos el color de los dientes que colocaremos en la prótesis y que sea parecido al color de los dientes naturales, que están en la boca del paciente.
  3. Prueba de dientes, donde el paciente podrá observar cómo le van a quedar sus prótesis removibles parciales. En esta visita cuando se realizan los cambios más significativos.
  4. Entrega de la prótesis removible parcial. Se acaba de ajustar en la boca la prótesis finalizada. Se comprueba que exista una correcta oclusión, estabilidad y fijación. Además, se le entrega al paciente una hoja con las instrucciones de uso e higiene de las prótesis parciales removibles.
¿Cuáles son los cuidados debe seguirse con una prótesis parcial removible?

En Clínica Dental Galindo, junto a la entrega de la prótesis parcial removible, se da también una caja de plástico para guardar la prótesis, un cepillo para la limpieza de la prótesis parcial y una hoja donde se explica detalladamente los cuidados que deben seguirse con una prótesis parcial removible.

  • Lavar la prótesis después de cada comida, utilizando el cepillo proporcionado en la clínica.
  • Utilizar jabón o lavavajillas líquido y aclarar muy bien con agua. Nunca utilizar pasta dentífrica, ya que ésta estropea la capa externa de resina de la prótesis y se pierde el brillo inicial de la misma.
  • Retirar la prótesis para dormir y de esta forma descansan los tejidos mucosos que soportan la prótesis parcial removible.
  • Cuando no se utilice la prótesis, dejarla en un recipiente con agua, donde se han añadido unas gotas de una solución de povidona yodada (Betadine) o bien unas pastillas desinfectantes preparadas para la limpieza de las prótesis.
  • La boca se debe limpiar cuidadosamente, sin la prótesis removible parcial, con un cepillo de dureza media y enjuagada con algún colutorio que ayude a mantener la salud de encías y dientes.
  • Acudir como mínimo una vez al año al odontólogo para revisar el estado de los dientes que quedan en la boca y de la prótesis parcial removible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PIDE TU CITA GRATIS

Pide tu primera visita gratuita

Llama ahora o rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

932 529 139

Al seleccionar esta casilla acepta las condiciones legales

Responsable: Kreadens SLP
Finalidad: recabar datos para poder elaborar un presupuesto, informarles de nuestros servicios y productos de nuestra empresa.
Legislación: Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal.
Destinatarios: sus datos serán incluidos en un fichero informático y no serán cedidos bajo ningún concepto sin si expresa autorización.
Derechos: al acceso, oposición, rectificación, cancelación de sus datos de carácter personal.