En la cavidad oral, como en alguna ocasión ya hemos comentado, existe un complejo ecosistema en el que se localiza una gran variedad de macrobiótica en continuo equilibrio. Un pequeño desequilibrio o alteración de este ecosistema puede dar lugar al aumento de una serie de patógenos (bacterias u hongos) que pueden suponer entrar en un grado de enfermedad que no existe si el ecosistema se encuentra regular y relativamente equilibrado.

Este desequilibrio en el ecosistema oral puede suponer por ejemplo el aumento de las caries en bocas que normalmente siempre habían estado sanas o la aparición de lesiones mucosas molestas producidas por hongos.

¿Qué son los probióticos?

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define a los probióticos como microorganismos vivos que cuando se administran en la cantidad adecuada tienen como resultado un efecto beneficioso para quien los recibe.

En términos más sencillos, se puede decir que existen un tipo de “bacterias buenas” que benefician a la persona que las toma en sus funciones fisiológicas mejorando su salud. Es como una bacteria que controla a todo el resto dando estabilidad en la flora general de la persona

Principalmente se han utilizado en medicina general para solucionar patología gastrointestinal, ya que los probióticos ayudan a regenerar la flora intestinal y reducen problemas como las diarreas o las malas digestiones.

¿Qué influencia tienen los probióticos en la boca?

Los probióticos que utilizamos en la clínica dental son microorganismos vivos destinados a combatir contra:
E
Caries dentales
E

Halitosis o mal olor

E

Hongos (Candida Albicans)

E
Periimplantitis o inflamación de la encía que se encuentra alrededor de los implantes dentales.
E
Al recetar antibióticos que modifican la flora intestinal causando malestar en las digestiones o diarreas.

La boca no es una cavidad aséptica, es decir, siempre hay bacterias, incluso en una boca con goza de una salud bucodental excelente se encuentran bacterias que mantienen un equilibrio siempre que existan unos niveles buenos de higiene oral.

Con los probióticos y una buena higiene oral se intenta conseguir que las bacterias que pueden dar lugar a algún tipo de patología se mantengan en unos niveles adecuados, ya que las “bacterias buenas” colonizan zonas de la boca donde las bacterias patógenas no pueden adherirse y, así, se reduce la capacidad de desarrollar algún tipo de patología bucal.

Para todo ello, además es imprescindible mantener una adecuada higiene oral y realizarse las revisiones periódicas que su dentista de confianza le indique.

¿Tienes alguna duda?

Si necesita más información sobre su caso en particular no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de informarle más detalladamente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PIDE TU CITA GRATIS

Pide tu primera visita gratuita

Llama ahora o rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

932 529 139

Al seleccionar esta casilla acepta las condiciones legales

Responsable: Kreadens SLP
Finalidad: recabar datos para poder elaborar un presupuesto, informarles de nuestros servicios y productos de nuestra empresa.
Legislación: Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal.
Destinatarios: sus datos serán incluidos en un fichero informático y no serán cedidos bajo ningún concepto sin si expresa autorización.
Derechos: al acceso, oposición, rectificación, cancelación de sus datos de carácter personal.