Valora el post

Existe la creencia popular que los helados que comemos afectan a nuestros dientes, ya que en ocasiones cuando los comemos nos duelen los dientes.

Pero el problema no son los helados, si no la hipersensibilidad que tienen nuestros dientes, seguramente debido a la existencia de alguna patología en ellos.

El verano es una época del año en la que aumenta la ingesta de bebidas frías y de helados. Esto provoca en ocasiones una alta sensibilidad dental, que incluso puede llegar a ser muy dolorosa.

Esta súbita hipersensibilidad al ingerir helados o bebidas frías nos puede hacer pensar que son estos alimentos fríos los que dañan a nuestros dientes, cuando realmente son los dientes que presentan algún tipo de patología los que se muestran con una hipersensibilidad más elevada ante los helados y las bebidas frías.

¿Qué es la hipersensibilidad dental?

La hipersensibilidad dental es un dolor agudo y de corta duración, no más de 10 segundos, que puede variar de intensidad. Se produce cuando los dientes entran en contacto con alimentos muy fríos o calientes o con alimentos ácidos o muy dulces. En ocasiones, incluso puede existir hipersensibilidad dental al cepillarnos los dientes.

¿Por qué se produce la hipersensibilidad dental?

La hipersensibilidad dental suele estar producida fundamentalmente por:

5
Presencia de defectos estructurales del esmalte
5
Retracciones gingivales que dejan expuesta la raíz dental.

La estructura del diente está formada por una capa superficial, el esmalte, muy dura y resistente que protege al diente de los estímulos externos, como los cambios de temperatura, frío o calor, o ante los ácidos que ingerimos, zumos o bebidas azucaradas.
En el interior de esta capa se encuentra la dentina, que es una capa más blanda y que posee pequeños túbulos que se conectan directamente con la pulpa dental, donde están presentes pequeñas terminaciones nerviosas.

Cuando en el esmalte existe algún defecto, ya sea producido por una caries o por algún tipo de desgaste por bruxismo, éste es incapaz de proteger al diente de los estímulos externos, produciéndose la hipersensibilidad dental, ya que el estímulo pasa directamente a la dentina y de aquí a la pulpa dental.

A medida que el daño en el esmalte es mayor, la hipersensibilidad es más aguda y dolorosa.

¿Cómo se soluciona la hipersensibilidad?

Lo primero que debemos hacer para solucionar la hipersensibilidad dental es acudir a nuestro odontólogo para que nos realice una revisión y diagnosticar la causa que nos produce este aumento de sensibilidad.

El tratamiento suele consistir en reparar el defecto del esmalte o en cubrir la recesión gingival que produce esta hipersensibilidad dental.

Si este verano notas un dolor agudo en tus dientes al tomar algún helado o bebida refrescante, no dudes en acudir a tu odontólogo, ya que seguramente tienes un problema en tus dientes que es el causante de la hipersensibilidad dental.

¿Tienes alguna duda?

Si necesita más información sobre su caso en particular no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de informarle más detalladamente.

Especialista en Implantología, Periodoncia y Estética Dental. Sus más de 20 años de experiencia en odontología integrada le permiten tener una amplia visión de los planes tratamientos dentales que pueden realizarse y así ofrecer la solución más adecuada a nuestros pacientes.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

Valora el post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PIDE TU CITA GRATIS

Pide tu primera visita gratuita

Llama ahora o rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

932 529 139

Al seleccionar esta casilla acepta las condiciones legales

Responsable: Kreadens SLP
Finalidad: recabar datos para poder elaborar un presupuesto, informarles de nuestros servicios y productos de nuestra empresa.
Legislación: Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal.
Destinatarios: sus datos serán incluidos en un fichero informático y no serán cedidos bajo ningún concepto sin si expresa autorización.
Derechos: al acceso, oposición, rectificación, cancelación de sus datos de carácter personal.