La candidiasis oral, también conocida como candidiasis bucal, es una infección micótica, es decir, producida por hongos, en este caso la Candida albicans, que afecta a la mucosa bucal, aunque también se encuentra en el aparato digestivo y en la vagina.

La Candida albicans es un hongo que se encuentra de forma normal en nuestra cavidad oral, manteniendo un equilibrio con el resto de la flora bacteriana de la boca. Los factores o causas que rompen este equilibrio dan lugar a la aparición de cuadros patológicos como la candidiasis oral.

¿Qué es la candidiasis bucal?

La candidiasis bucal es la infección de la mucosa bucal por un hongo conocido como Candida albicans. Existen diversos factores que favorecen la presencia de candidiasis bucal y que podemos enumerar en:

E

Factores de salud general

  • Diabetes
  • Toma de antibióticos o corticoides
  • Leucemias
  • Carencia de vitaminas
  • Tratamientos de quimioterapia
  • Infección por VIH en personas jóvenes.
E

Factores locales, que afectan principalmente a la boca

  • Uso de prótesis removibles
  • Uso excesivo de los chupetes en el bebé
  • Presencia de prótesis antiguas con dientes muy gastados.
  • Falta de correcta higiene bucal.

¿Qué síntomas tiene la candidiasis bucal?

La candidiasis bucal se manifiesta con zonas de cambio de coloración en la mucosa de la mejilla, de la lengua y del suelo de la lengua. También puede presentarse en el ángulo del labio, donde se unen el labio superior e inferior y en el paladar.

La clínica habitual de la candidiasis bucal son zonas blanquecinas, con maceración, y presencia de fisuras. Son lesiones blanquecinas o amarillentas, de aspecto blando, que están semiadheridas a la mucosa bucal. Estás manchas blanquecinas pueden ser eliminadas mediante frotamiento con una gasa, pero dejan al retirarlas una mucosa roja, inflamada y que sangra con facilidad.

Si notas cualquiera de estos síntomas es conveniente que acudas a tu odontólogo de confianza para que pueda realizar un correcto diagnóstico y aplicar el tratamiento adecuado.

Tipos de candidiasis bucal

Existen varios tipos de candidiasis bucal y la podemos clasificar en:

E

Candidiasis bucal pseudomembranosa

O también conocida como Muguet. Es una candidiasis oral que se presenta principalmente en los recién nacidos. Se localiza en la mucosa yugal (mucosa de las mejillas), lengua, paladar y encías. Se forma una capa blanquecina sobre la mucosa que está semiadherida y que al frotarla de levanta, dejando una mucosa inflamada y sangrante. Este tipo de candidiasis bucal también es frecuente que aparezca en personas infectadas por el virus VIH.

E

Candidiasis bucal atrófica o eritematosa

Cuando la candidiasis bucal pseudomembranosa persiste en la boca sin llegar a desaparecer se presenta este tipo de candidiasis. Suele aparecer en la lengua y en el ángulo donde se unen los labios (queilitis angular). Es dolorosa y se presenta como placas rojas sobre la lengua, con pequeñas erosiones y fisuras muy dolorosas.

E

Candidiasis asociada a SIDA

El síndrome de inmunodeficiencia aguda, conocido también como SIDA, suele estar íntimamente asociado a la candidiasis bucal. Se presentan tanto formas pseudomembranosas como eritematosas.

E

Candidiasis asociada a prótesis dentales

La mala higiene oral y de la prótesis removibles son factores determinantes para la aparición de la candidiasis oral. Si a todo esto le sumamos unas prótesis antigua y mal ajustada, la probabilidad de desencadenar una candidiasis bucal es altísima. Es muy importante mantener una adecuada higiene tanto de la boca como de la prótesis y usar una prótesis convenientemente ajustada.

E

Candidiasis asociada a prótesis dentales

La mala higiene oral y de la prótesis removibles son factores determinantes para la aparición de la candidiasis oral. Si a todo esto le sumamos unas prótesis antigua y mal ajustada, la probabilidad de desencadenar una candidiasis bucal es altísima. Es muy importante mantener una adecuada higiene tanto de la boca como de la prótesis y usar una prótesis convenientemente ajustada.

E

Queilitis angular

También se conoce con el nombre de perleche o estomatitis angular. Es la candidiasis bucal que se localiza a nivel de los ángulos de la boca. Se caracteriza por la presencia de fisuras, enrojecimiento, grietas y maceración a nivel de los ángulos de los labios. Las prótesis dentales antiguas y mal ajustadas suelen provocar este tipo de candidiasis bucal.

¿Cuál es el tratamiento de la candidiasis bucal?

El tratamiento ideal de la candidiasis bucal es el tratamiento antifúngico. El fármaco de elección es la nistatina.

Lo ideal es realizar enjuagues de nistatina con 5-10 ml. de la solución 3 veces al día durante unas tres semanas. En muchas ocasiones la candidiasis bucal se extiende a la mucosa del esófago, por lo que es recomendable tragarse la solución con la que se han realizado los enjuagues.

Durante el tratamiento de la candidiasis bucal es importante, si es portador de prótesis removibles dentales, cuidar al máximo la higiene de éstas, lavándolas de manera escrupulosa con un cepillo para prótesis dentales con agua y jabón.

De esta forma eliminamos las posibles colonias de Candida albicans que resten en las prótesis removibles.

Es importante que acuda a su odontólogo para asegurar el diagnóstico correcto de la candidiasis bucal y fijar un tratamiento adecuado y eficaz.

¿Es posible prevenir la candidiasis bucal?

La candidiasis bucal es una infección por un hongo llamado Candida albicans.

Podemos seguir diferentes pautas para prevenir la aparición de esta enfermedad en nuestra boca, como por ejemplo:es de nistatina con 5-10 ml. de la solución 3 veces al día durante unas tres semanas. En muchas ocasiones la candidiasis bucal se extiende a la mucosa del esófago, por lo que es recomendable tragarse la solución con la que se han realizado los enjuagues.

E
Mantener una excelente higiene dental.
E
Si es portador de prótesis dentales removibles, mantenerlas en buen estado, limpias y siempre ajustadas a los tejidos naturales de la boca.
E
Al tomar antibióticos, mantener una higiene saludable, y utilizar probióticos para regular el equilibrio de la flora bacteriana con la Candida albicans.
E
Realizar revisiones periódicas al odontólogo para diagnosticar la enfermedad en sus estadíos más precoces.
Si a pesar de todas estas pautas, aparece la candidiasis bucal, es esencial acudir lo antes posible al odontólogo para que nos prescriba el tratamiento más adecuado y eficaz, y así disminuir el daño que causa la candidiasis oral al tejido mucoso de la boca.

¿Tienes alguna duda?

Si necesita más información sobre su caso en particular no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de informarle más detalladamente.

Pide una cita

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR